Si no has oído hablar de la Academia Khan, seguramente será porque eres lo suficientemente mayor como para haber dejado tus estudios hace tiempo, pero no tan mayor como para que tus hijos hayan empezado a enfrentarse a materias difíciles.

Ponte en situación: El niño vuelve del cole, y en la lección de hoy les han explicado un nuevo tema que le resulta especialmente complicado. Trae una lista de tareas que debe hacer en casa, no sabe resolverlos por sí solo y te pide ayuda. Pero tus conocimientos sobre la materia están algo oxidados y no puedes ayudarle…

Un norteamericano llamado Salman Khan tuvo este problema con sus sobrinos, que vivían en otra ciudad. Tenían atravesadas las matemáticas y le pidieron ayuda, así que decidió empezar a grabar regularmente clases de matemáticas en vídeo para ellos y a subir esos vídeos a YouTube para que pudieran verlos.

Puedes ver que no hay nada extraordinario en esos vídeos. Una duración corta de 5-10 minutos, un fondo negro, escritura usando el ratón en la pantalla del ordenador, y un programa grabando lo que va escribiendo junto con su voz.

Así es como empiezan las grandes cosas

Esos vídeos eran públicos, se empezaron a popularizar y cada vez los veía más gente hasta llegar a un punto en el que Salman Khan decidió abandonar su trabajo y fundar la “Academia Khan”. Un espacio en Internet que incluye tanto el canal de YouTube como su propio website, donde diariamente puedes encontrar nuevos vídeos que abarcan todas las materias que puedas imaginar. Ah, y una aplicación para iPad desde la que ver los vídeos cómodamente.

Además disponen de canales de YouTube en varios idiomas, incluido por supuesto el español entre ellos. No está tan actualizado como la versión original, pero tiene muchos vídeos y es un buen recurso en sí mismo. También puedes consultarlos en la web oficial.

Canal YouTube de la Academia Khan en español

Reinventar la educación

Podrías pensar que es una idea curiosa, un proyecto altruista para conseguir que los niños vayan mejor en el colegio y no tengan problemas con sus tareas. Pero lo cierto es que es el germen de una idea mucho más poderosa.

Porque la gracia está en que los vídeos son divertidos y amenos, pero enseñan. Los niños disfrutan con ellos, pero no tienen pequeñas lecciones morales como los dibujos de la tele. Lo que estos vídeos enseñan son conceptos fundamentales, unas bases muy sólidas para que su formación evolucione al ritmo que cada niño sea capaz de proporcionar.

Tal como nos cuenta el propio Salman Khan en su ponencia “Usemos el vídeo para reinventar la educación”, se ha aplicado un proyecto radical en varios colegios de Estados Unidos utilizando estos vídeos como material escolar. Los niños se llevan los vídeos a casa, los ven, aprenden los conceptos en un entorno tranquilo y al día siguiente dedican el tiempo en clase con su profesor para hacer los problemas.

Sin libros.

A mí me parece una idea con enormes posibilidades, aunque en mi ciudad no hay maestros tan valientes. Lástima.

Te recomiendo ver completo el vídeo de Salman Khan en TED Talks, no tiene desperdicio.

Salman Khan: Usemos el video para reinventar la educación