Hoy es Navidad, y como cada año hemos tenido momentos entrañables cuando ha llegado la hora de levantarse e ir corriendo al árbol para encontrar los regalos que había dejado Papá Noel. Momentos de abrir los regalos, sacar los juguetes de las cajas y montarlos mientras unos niños nerviosos saltan a tu alrededor metiéndote prisa.

Hace algunos años estábamos pasando la nochebuena en un pueblo cercano con la familia, y le explicamos a los pequeños que por ese pueblo pasaba Papá Noel antes de ir a nuestra casa porque le pillaba de camino. Y que por eso si tenías suerte podías ver a Papá Noel pasando con su trineo.

Los niños, como te imaginarás, nos miraban con los ojos como platos. Aunque también había algunos escépticos, que decían que eso es imposible porque nadie podía ver a Papá Noel. Y yo pensé que era el mejor momento para aportar mi granito de arena en forma de recuerdo infantil.

Cogí mi móvil, instalé la aplicación “Capturar a Santa Claus 1.0” y lo situé en la ventana. Pronto olvidamos que el teléfono estaba ahí, hasta que pasado un rato la aplicación empezó a pitar con un timbre muy gracioso.

Los niños no se lo acababan de creer del todo, hasta que vieron lo que aparecía en la pantalla del móvil.

Santa Claus camino de la siguiente casa

Sin duda en Navidad lo mejor es la ilusión de los niños, y además de las alegrías de los juguetes, las reuniones con la familia y las vacaciones en casa añadimos la foto anual de Papá Noel.

Mi hijo las guarda todas en un álbum de fotos que atesora.