Fue un descubrimiento casi de casualidad, pero es sin duda el juego con el que los niños más han manoseado, soplado, preguntado y canturreado de todos los que han tenido instalados en el iPad. Tanto los míos como los de las visitas :)

En realidad forma parte de una tanda de juegos que instalé en el iPad antes de ir a ponerle la vacuna a nuestro hijo mayor, por aquello de hacerle olvidarse del disgusto cuando saliéramos de la consulta, y la verdad es que cumplió muy bien con su papel.

El juego está basado en una serie de animación coreana y es bastante tonto, simplemente eliges un autobús de entre varios colores y le llevas al garaje para realizarle tareas de mantenimiento y así avanzar en la partida. Las opciones son muy diversas:

  • Hinchar las ruedas: Para ello tienes que soplar en el micrófono del iPad
  • Llenar el depósito: Tienes que pulsar un botón hasta que el nivel llegue a la zona máxima
  • Cambiar el aceite: Debes elegir los colores en el orden que te propone el juego. No es tan fácil como parece para los niños, porque algunos colores son bastante similares.
  • Lavado: Sin duda el más divertido, tienes que enjabonar al autobús, luego aclararlo y por último limpiarle los cristales con el dedo. Instálale el juego a tus hijos, y verás como acabas con el sonido de limpiar los cristales resonando en tu cabeza.

Lavando el autobús en "The little bus Tayo"

La única pena de este juego es que esté en inglés, aunque en realidad es de agradecer que no lo hayan dejado en el idioma original porque de lo contrario habría sido imposible manejarlo. Ahora mi hijo ya se ha cansado del juego y a pasado a entretenerse con otros más nuevos, pero todavía estamos viendo los dibujos de Tayo… en coreano :)

El garaje de "The little bus Tayo"El cambio de aceite en "The little bus Tayo"