En realidad la idea inicial con los trenes de juguete no era muy ambiciosa.

Cuando un día pasamos por delante de la sección de juguetes del IKEA y vimos una pequeña caja de trenes de madera, barata y sencilla, enseguida nos gustó.

Nuestro hijo era un bebé en su carrito y sabíamos que todavía no podría apreciarlo, pero pensamos que cuando creciera le gustaría, éramos padres primerizos y acabamos comprándola.

A medida que el niño ha ido creciendo el juguete ha ido entrando y saliendo del trastero, porque tiene temporadas en las que le apetece jugar y temporadas en las que no le hace ni puñetero caso. Cada vez que le volvía el interés por el juguete al principio lo animábamos comprando otra caja de accesorios en el IKEA, lo que nos permitía montar circuitos gradualmente más elaborados.

Circuito de trenes barato en IKEA

El rumor empezó a extenderse por la familia, estos trenes son bastante populares en diferentes marcas y ahora cada vez que algún familiar ve un accesorio de oferta no deja pasar la oportunidad de regalárnoslo.

La colección se ha hecho muy completa así que en realidad ya no necesitamos comprar más vías, pero de vez en cuando acudimos al inmenso catálogo que tiene Amazon en trenes de madera para comprar más accesorios que nos permitan aumentar las posibilidades de nuestra colección.

Cómo jugamos con los trenes

Montar un circuito grande es una tarea complicada para un niño, y más cuando incorpora intersecciones, puentes y cambios de vías. Afortunadamente como padre tengo el privilegio de poder tirarme en el suelo y jugar con los trenes sin que nadie me mire raro, así que les ayudo para montar los circuitos más increíbles que se nos ocurren. Y con la práctica hemos llegado a hacerlo en un tiempo récord sin apenas esfuerzo.

Uno de nuestros circuitos de trenes de madera

Así que cada día es un circuito completamente nuevo.

Cada día que toca jugar a los trenes montamos el circuito, y luego hacemos el reparto de los trenes asignando varios vagones a las máquinas disponibles. Cuando todo está preparado me retiro y dejo a los niños jugando, el mayor completa sus rutas de reparto mientras la pequeña disfruta moviendo los muñequitos que hacen de decorado. La pequeña es revoltosa, siempre desmonta todo lo que pilla pero curiosamente respeta las vías así que pueden estar el día entero jugando pacíficamente.

Al final del día lo recogemos y volvemos a meter todas las piezas en su caja, algunas veces nos da pena pero sabemos que el próximo día el circuito será diferente y eso le da más emoción. No es raro que hagamos una foto del montaje para guardarla en el álbum familiar antes de recoger.

Cómo empezar tu propia colección

Es un juguete muy popular y es muy probable que lo tengas ya, pero si no es el caso aprovecha la próxima visita a IKEA para comprarle a tu hijo la caja de trenes de madera Lillabo que es la que contiene un pequeño circuito para poder empezar. Vale 10€ y es un juguete prácticamente indestructible, así que es una compra que probablemente amortizarás pronto.

Circuito básico de trenes de madera en Amazon Si lo que quieres empezar con algo más grande puedes decidirte por cualquiera de los sets que tiene Amazon, los hay de todos los tamaños y precios. El más parecido al de IKEA podría ser este circuito básico de 22€, aunque como ves es bastante más caro que el de la tienda sueca. Para empezar con algo grande tienes algunos circuitos increíbles para elegir, como este que además de trenes incorpora una estación, coches con sus carreteras, pasos a nivel,… Vale nada menos que 119€ pero no te asustes, si buscas un poco en Amazon verás que los hay todavía más caros y espectaculares.

Un alucinante circuito de trenes de madera

En caso de que tengas un primer circuito y quieras poder hacer otros más grandes puedes optar por comprar vías sueltas, normalmente muy económicas. Hay paquetes de rectas, de curvas, o mezcla de ambos como estos dos que valen poco más de 20€ cada uno.

Vías adicionales para circuitos de trenes Vías adicionales para circuitos de trenes

Accesorios para volverse loco

El surtido de Amazon es tan grande que puedes volverte loco intentando elegir entre todas las opciones que ofrece, pero hay que ser selectivo ya que algunos de estos juguetes son bastante caros.

Cuando descubrimos que en Amazon podían comprarse accesorios de nuestros trenes estuvimos un par de días añadiendo y quitando juguetes del carrito, hasta que hicimos un primer pedido con las cosas que más emocionaron al niño.

Máquina eléctrica para circuitos de trenes de madera La única duda sobre si debíamos de comprar una máquina de tren eléctrica estaba realmente en elegir el modelo, porque teníamos muy claro que era un accesorio imprescindible para nuestra colección y no teníamos ninguna. Elegimos la que aparece en la foto que vale unos 15€ pero hay diferentes modelos de varios precios y características. Nuestra forma de encontrarlas dentro de un catálogo tan grande es elegir primero una máquina eléctrica que nos guste, y luego mirar en productos relacionados de la ficha para ver otras parecidas.

Tren moderno para circuitos de trenes de madera También nos apetecía complementar a los viejos trenes de IKEA (que tantos kilómetros han recorrido) con algún tren más moderno. En IKEA puedes comprar un tren suelto por unos 4€, un precio realmente asequible, pero el surtido en Amazon te permite elegir entre mucha variedad y algunas máquinas son realmente bonitas. Nosotros elegimos este de la foto por unos 15€, viene con unos muñequitos que se pueden montar dentro y tiene un acabado mucho más bonito. Lo eligió mi hijo personalmente después de ver uno por uno todos los que había en el catálogo de Amazon, y cuando lo recibimos estuvo unos días llevándoselo a todas partes porque no podía separarse de él.

Puente colgante para circuitos de trenes Como no hay circuito de trenes que merezca ese título si no tiene una buena dosis de puentes y túneles, quisimos elegir uno de entre todos los que nos proponía Amazon para complementar nuestra colección. Finalmente acabamos eligiendo este increíble puente colgante por 18€, que hacía compañía a un paso a nivel con barrera que nos regaló el abuelo el año pasado. La máquina eléctrica lo sube perfectamente siempre que no nos excedamos en el número de vagones que arrastra.

En ese primer pedido incluimos algunas cosas más, como un accesorio al que llamamos “intercambiador” muy parecido al que utilizan los trenes de Chuggington. Después de ese pedido han venido algunos accesorios más, ya que añadimos de vez en cuando una sorpresa en el carrito para complementar alguna compra que hagamos en Amazon.

Estación para circuitos de trenes de madera Y para terminar he querido incluir el próximo accesorio que hemos encontrado pero que aún no tenemos. Los que construimos circuitos de trenes de madera sabemos que la estación es importante, y preparando esta entrada he dado con esta maravilla que le he enseñado a mi hijo y le ha encantado.

De momento la estación la montamos utilizando cualquier juego de construcción que tengamos a mano, como el Lego, pero espero poder comprarle pronto la de la foto por unos 35€ que nos permitirá completar los circuitos con el acabado que se merecen.

Por supuesto que yo también disfruto con estos juguetes. ¿Y quién no?