Esta mañana he descubierto que hay una nueva temporada de Código Lyoko a punto de estrenarse, con el poco original título de “Codigo Lyoko Evolution” y que ya cuenta incluso con su propia entrada en la Wikipedia.

Código Lyoko es una gran serie de la que seguramente habrás oído hablar, con ingredientes que incluyen aventuras, combates y duelos, convivencia escolar y unas enormes dosis de ciberespacio. Sobre todo ciberespacio.

Los personajes de Código Lyoko

Un grupo de compañeros de escuela formado por Jeremy, Ulrich, Odd y Yumi descubren la existencia de un superordenador en una fábrica abandonada próxima a su academia Kadic.
Al encender este superordenador, descubren un mundo virtual llamado Lyoko dividido en cuatro sectores, así como también la existencia de un virus llamado XANA, y de una persona de su edad que se encuentra “virtualizada” llamada Aelita.
La serie consiste en que este grupo de amigos contribuyen a la supervivencia de Aelita combatiendo contra XANA. Para ello, se “virtualizan” por medio de escáners presentes en la fábrica que los transporta al mundo virtual. (Fuente: Wikipedia)

Una de las cosas que siempre me ha llamado la atención de Código Lyoko es que las escenas están dibujadas con animación “tradicional”, pero si transcurren en el ciberespacio pasan a dibujarse con técnicas de animación por ordenador. Un cambio que resultaba muy efectivo.

Pues bien, lo interesante de “Código Lyoko Evolution” es que la serie abandonará el terreno de la animación para convertirse en una serie con personajes de carne y hueso, aunque mantendrá su estilo de animación por ordenador cuando los personajes entren en el ciberespacio.

Esta será la quinta temporada de la serie, y la compañía francesa Moonscope ha hecho un casting hasta encontrar a los actores que mejor puedan representar los personajes de la serie original.

Los personajes de Código Lyoko en carne y hueso

La buena noticia es que la Wikipedia también informa de que será estrenada en España en Clan TVE a principios de 2013. Parece que en este caso no tendremos que aguantar una larga espera antes de verla.