Después de las horas que he pasado en el sitio web de Fisher Price jugando con mi hijo mayor, me ha encantado encontrar ahora un sitio especializado en juegos online para los más pequeños que siempre es lo más complicado de conseguir.

Su nombre es KneeBouncers (que no me atrevo a traducir) y tiene una colección de juegos en Flash diseñados para bebés, manejables con teclado y con muchos sonidos y colores para llamar su atención y arrancarles una carcajada.

El acceso a la colección completa cuesta 19.95$ al año, pero puedes jugar gratuitamente a 4 juegos que no están nada mal.

Peek-a-bouncer en KneeBouncers.comPeek-a-bouncer: Cada vez que pulsas una tecla se abre una cortina, y detrás aparece una cara sonriente con un sonido divertido.

Si sueltas la tecla la cara sonriente desaparece, hasta que vuelves a pulsar la siguiente tecla.

Pop-a-lot en KneeBouncers.comPop-a-lot: En este caso cuando tocas una tecla simplemente aparece una burbuja, que acaba explotando con una cara sonriente y un sonido. Cada tecla es una burbuja, así que si mantienes pulsado el teclado obtendrás… montones de burbujas.

Wake-up Sammy en KneeBouncers.comWake up Sammy: Consiste en un mono que está durmiendo. Cada vez que tocas el teclado le despiertas y reacciona con un gesto gracioso, acercándose, alejándose, o emitiendo sonidos. Mi hija es todavía demasiado pequeña, y aún así ya hemos estado riéndonos un rato con el monito.

Up-up and away en KneeBouncersUp-up and away:Un avión con curiosos pasajeros y divertidos colores, que va cambiando cada vez que tocas una tecla.

El avión se da la vuelta, aparecen y desaparecen colores y figuras…

No me parece suficiente para pagar dinero, ni siquiera por eliminar los molestos anuncios que aparecen entre juego y juego, aunque tengo que instalarme la aplicación para iPhone que se anuncia porque llevar estos jueguecitos encima puede ser interesante.